top of page

De volcanes y playas

Lo Geo de nuestro día a día

 


Erupción del Volcán Mauna Loa


Si pensamos en Hawái, lo primero que se nos viene a la mente es un paisaje tropical con playas para surfear, collares de flores (lei hawaiano) o el saludo aloha; pero en pocas ocasiones podemos pensar inmediatamente en que esta región del Pacífico es un grupo de islas formadas por volcanes y en los últimos días una noticia nos lo recuerda: el volcán activo más grande del mundo ha entrado en fase de erupción: El volcán Mauna Loa o conocido como la montaña larga.



La historia geológica de Hawái es muy especial, en particular por la forma en la que se producen los volcanes que la conforman. Pero para entender esto, necesitamos recordar de forma rápida cómo está formada la Tierra: cuenta con un núcleo interno líquido y otro externo sólido; el núcleo está envuelto por el manto que tiene una pequeña porción fundida llamada astenosfera y al final se encuentra la corteza, que es roca sólida y es la que conforma las placas tectónicas, además de ser la capa en la que vivimos. Esto lo podemos recordar fácilmente como un huevo; la yema es el núcleo; la clara, el manto; la pequeña capa antes del cascarón (membrana) es la zona de la astenosfera; y por último la corteza es el cascarón, la parte más sólida.


La formación de volcanes

Generalmente, ocurre cuando una placa tectónica se mete debajo de otra (subducción) debido a que es más densa. De esta manera, al bajar por el manto, cambian las condiciones de presión y temperatura, lo que permite que se funda esa placa y se forme un cúmulo que se llama cámara magmática. La cual, más tarde, permitirá que se forme un volcán y si aumenta mucho la temperatura y la presión harán que ascienda, logrando así los distintos tipos de erupción.



Regresando a Hawái, existe una particularidad llamada “Hot Spot” (punto caliente). Este fenómeno se explica como una anomalía fija en un punto del manto que permite que ascienda y funda la corteza terrestre formando volcanes. Las placas tectónicas se mueven todo el tiempo, todos los días; esto permitió que ese grupo de volcanes que forman las islas de Hawái exista como lo conocemos ahora. De esta manera, cuando la placa del Pacífico que es donde se localiza



​ Proceso de subducción de placa tectónica-formación de un volcán


Hawái formará nuevos volcanes y a su vez los volcanes extintos en su momento se formaron gracias a este punto caliente. Existen otros ejemplos de puntos calientes. Algunos de ellos pueden ser Yellowstone, Islandia, las islas Galápagos, Canarias, etc. Pero el comportamiento de Hawái sigue siendo especial.



Comportamiento del Hot Spot en Hawái


Ahora bien, no todas las erupciones volcánicas son iguales. En Vulcanología se clasifican las erupciones en diversos tipos de acuerdo a ejemplos previos, por ejemplo: Pliniana, recordando a la erupción del volcán Vesubio y descrita por Plinio el joven; Peleana, describiendo los efectos de la erupción del volcán Mont Pelée, entre otros. Es así que existe la erupción del tipo hawaiana, la cual se caracteriza por la difusión de gases que es lenta, pero continua, permitiendo que la liberación de presión sea más fácil. Por ello se le considera una erupción no explosiva y el flujo de lava es fluido logrando ser puntual. Esto permitirá que se logre anticipar las evacuaciones de la población y los daños que puede provocar. La actividad eruptiva del Mauna Loa pertenece a este tipo, a pesar de ser el volcán más grande del mundo, ya que tiene una altura de, 3693 msnm y 12,082 m por debajo del mar, conformando la mitad de tierra firme de la isla de Hawái.


En las localidades donde se encuentran volcanes es necesario que exista un plan de protección de civil, que permita que los habitantes sepan qué hacer en caso de que los volcanes entren en erupción; así como también un monitoreo de la actividad volcánica. Además, cuando un volcán hace erupción, principalmente una erupción explosiva, los productos arrojados como la ceniza se quedan en la atmósfera por varios días e incluso años; de esta manera las partículas suspendidas pueden afectar las actividades diarias como el tránsito de aviones o realizar actividades al aire libre. También la ceniza y gases a altas temperaturas se pueden convertir en gran peligro, se les llama flujo piroclástico. Llegan a temperaturas entre 300 a 800 °C y su velocidad puede ir de diez a cientos de kilómetros por segundo, pueden arrasar con todo a su paso. Es así que el monitoreo, la prevención y la información son clave para la prevención de desastres.


En resumen, las erupciones volcánicas pueden provocar grandes daños si no se cuenta con un plan de evacuación y monitorización de la actividad volcánica. A su vez, los productos de estas erupciones permiten tener distintos paisajes que permiten ser zonas turísticas como Hawái o Islandia. Pero los peligros a los que se está expuesto por sus erupciones van a ser variables debido al tipo de volcán. Y tú, ¿vives cerca de un volcán?, o ¿sabes qué hacer si hace erupción?


Si quieres saber más sobre la vulcanología, visita un par de sitios web, que nos dan información acerca de volcanes, erupciones y medidas de protección civil

​1.http://www.proteccioncivil.gob.mx/work/models/ProteccionCivil/Resource/363/1/images/fasciculo_vol canes.pdf

​2.- https://www.sgm.gob.mx/Web/MuseoVirtual/Riesgos-geologicos/Volcanes-de-Mexico.html

​3.- https://www.usgs.gov/programs/VHP 4.- https://volcano.si.edu/reports_weekly.cfm


Y recuerda, Hawái no es solo surf y playa.


Este blog es el primero de una serie interesante acerca de la tierra y del constante cambio de nuestro planeta.



64 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page