top of page

La importancia de la lectura para aprender un segundo idioma.


Como siempre, es un gran placer estar con ustedes y en esta ocasión vamos a hablar de un tema de bastante relevancia: la lectura como instrumento para aprender un segundo idioma, y para ello vamos a comenzar a platicar sobre este tema.

Y es que la lectura es una herramienta maravillosa para el aprendizaje del inglés. Favorece la ampliación de vocabulario, refuerza la ortografía y la gramática, ayuda a aprender la correcta pronunciación de los sonidos y permite que los pequeños lectores dejen volar la imaginación. Los cuentos, también ayudan a crear momentos lúdicos en los que dedicar tiempo al inglés puede ser divertido. Además, múltiples estudios han constatado que la lectura forja la empatía y ayuda en la asimilación de conocimientos en etapas posteriores.

Interesante, ¿no creen? De hecho, a simple vista puede parecer que leer un desconocido aporta muy poco, pero más allá de las primeras impresiones la lectura puede ser una gran aliada en el aprendizaje de un segundo idioma.


Para aprender inglés, francés o alemán, por ejemplo, y completar los conocimientos de gramática y vocabulario, no hay nada mejor que leer en lengua inglesa. La lectura en un idioma extranjero favorece la curiosidad por el nuevo idioma y las ganas de entenderlo y hablarlo. Puede ser también una forma de estudio, se puede convertir para los todos en una actividad lúdica para dejar volar la imaginación, si se seleccionan bien los contenidos que puedan interesarnos según nuestra edad y temas de preferencia.


Entre sus beneficios favorece la ampliación de vocabulario, refuerza la ortografía y la gramática, ayuda a aprender la correcta pronunciación de los sonidos y permite que nosotros como lectores dejemos volar la imaginación.


Pero bueno, aquí viene una pregunta:

¿Es la lectura realmente necesaria para aprender un idioma?

Recuerden: Todo depende del propósito, mucha gente decide aprender un idioma porque quiere hablarlo, tener conversaciones haciendo uso de este, no tanto porque quiera leerlo. Por ejemplo, quienes quieren aprender para desenvolverse como turistas en hoteles, restaurantes y aeropuertos. Quienes quieren trabajar como guías o los agentes de centrales de llamadas. Para otras personas, leer y escribir es fundamental porque su principal interés es consumir y producir textos. Esta necesidad también la tienen quienes quieren leer y comentar contenidos en internet con textos tan cortos como los de twitter, facebook y algunos foros, entre otros.


¿Qué te parece? Interesante, ¿verdad? Pero bueno, para motivarte un poco más déjame mostrarte algunos beneficios de la lectura en inglés.

  • Leer nos ayuda a aprender nuevas palabras y expresiones. Sin duda, es una actividad magnífica para ampliar vocabulario de forma natural.

  • La lectura mejora la ortografía y la gramática. Leer ayuda a reconocer cómo se escriben las palabras y permite aprender de forma casi inconsciente.

  • Los ratos de lectura de cuentos en voz alta favorecen la comprensión oral y el repaso de determinados sonidos y grafías trabajados en la clase. También mejoran la entonación y su aplicación en el inglés hablado.

En definitiva, la lectura es una gran aliada para el aprendizaje de una nueva lengua y para la mejora de la competencia comunicativa. Pero ¿Por qué cuesta tanto trabajo leer? Ha bueno, déjame te comento algo que es bien sabido: la lectura es una habilidad compleja, compuesta de varias operaciones que se ejecutan en serie y en simultáneamente, cada una con su propósito, función y resultado. Por ende, cuando se trata de leer en un idioma extranjero, es posible ejecutar las mismas operaciones y en la misma secuencia, pero inicialmente no estamos entrenados para ello, así que leemos como si no las hubiéramos adquirido nunca: Desde el inicio del texto, tratando de entender el 100% del texto, tropezando con cada palabra inusual y a veces perdiendo de vista el propósito de lectura, si es que se planteó alguno. Esto reduce nuestra velocidad de lectura y la posibilidad de seguir el hilo, además del sentimiento de frustración derivado de ello.

Pero, tengo una gran duda: ¿Cómo enfrentar las partes del texto que no comprenda?

Ok, ok, no se preocupen. El primer impulso sería consultar un diccionario, pero solo tendría sentido si se trata de muy pocas palabras a lo largo del texto y no hay otra manera de inferir su significado. De lo contrario, la búsqueda constante en el diccionario nos podría dejar estancados en una sola página durante horas. Afortunadamente, podemos inferir significados gracias a elementos que el propio texto nos brinda, así como las palabras y oraciones que la rodean, o quizá su propia morfología. Ejecutar estos mecanismos nos permitirá seguir adelante con nuestra lectura sin sacrificar su comprensión global, ahorrándonos tiempo y en energía en el proceso.

¿Qué te parece? Ya tenemos ganas de abrir nuestro libro favorito y comenzar a leer, ¿verdad? Bueno, ¿les parece si seguimos con la segunda parte en nuestro próximo blog?

La comunidad PILAP te desea un bello día. Y recuerda: la lectura será una gran herramienta siempre.



9 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page