top of page

¿En cuánto me haces la tesis? Una pregunta bastante frecuente en redes sociales

En la actualidad, hay muchos estudiantes agobiados, de tal manera que esto se refleja en el desempeño final para obtener el grado profesional de licenciatura, maestría o doctorado. Y cada vez más, en redes sociales se ven solicitudes como: ¿A cuánto me haces la tesis?, ¡URGENTE!, ocupo que me ayuden a hacer un análisis estadístico, que me hagan mi marco teórico, mi introducción o resumen, ETC. Seguro lo has notado o bien eres parte de este grupo. Y no hay nada de malo en esto, pero si es importante que alguien te hable de por qué es necesario aprender, sincronizar tu tiempo y finalmente ejecutar el conocimiento adquirido, ya sea para tu tesis o en un trabajo real.


Primero es importante identificar cuáles han sido los problemas más recurrentes por los que optamos por esta opción., algunas de las cuales incluyen:


1. Deficiencias de lectura y escritura: Muchos estudiantes universitarios tienen dificultades para comprender y analizar textos complejos, así como para expresarse de manera clara y precisa en sus escritos, y esto por supuesto que influye al momento de redactar ensayo, proyectos finales o tu escrito más importante.

2. Falta de pensamiento crítico: Muchos estudiantes universitarios tienen dificultades para analizar y evaluar la información de manera crítica, lo que puede dificultar la comprensión de materiales complejos y la toma de decisiones informadas.

3. Carencia en la forma de investigar: Muchos estudiantes universitarios tienen dificultades para encontrar y seleccionar información relevante, así como para evaluar la calidad y la confiabilidad de las fuentes.

4. Limitaciones en organización y planificación: Muchos estudiantes universitarios tienen dificultades para organizar y planificar su tiempo y su trabajo de manera efectiva, lo que puede dificultar el cumplimiento de plazos y la consecución de objetivos académicos.

5. Problemas emocionales o de salud mental: Muchos estudiantes universitarios pueden experimentar problemas emocionales o de salud mental, como ansiedad, depresión o estrés, lo que puede afectar negativamente su rendimiento académico.

¿Por qué es esencial intentarlo y aprender?

El aprendizaje es esencial para el desarrollo y el progreso personal y colectivo. Aprender es un proceso continuo que comienza desde el nacimiento y se prolonga a lo largo de toda la vida. Es necesario para adquirir nuevos conocimientos, habilidades y valores, y para desarrollar nuestra capacidad para pensar de manera crítica y resolver problemas. Así que antes de pedir que te hagan algún trabajo o parte de tu tesis, analiza las limitantes de seguir por este escabroso rumbo.

Además, aprender es importante porque nos permite adaptarnos al cambio y evolucionar. Con el aprendizaje, podemos mejorar nuestras habilidades, desarrollar nuevos conocimientos, ampliar nuestras perspectivas y ampliar nuestras oportunidades. Esto nos permite ser más competitivos en el mundo laboral, más críticos en nuestra vida diaria y más conscientes de nuestro entorno y de nuestra contribución a él.

El aprendizaje también es esencial para el desarrollo personal y emocional. Al aprender, podemos desarrollar nuestra autoestima, autoeficacia y confianza en nosotros mismos. El aprendizaje también puede ser una fuente de motivación y una forma de enriquecimiento personal.

Y para que quede más claro vamos a hablar finalmente de algunas razones por las cuales no se debe mandar a hacer una tesis.

En primer lugar, es importante recordar que una tesis es un trabajo de investigación original y personal, y mandar a alguien más a escribirla viola las normas académicas de plagio y fraude académico. Además de ser inaceptable ética y moralmente, también puede tener graves consecuencias legales y académicas.

En segundo lugar, mandar a hacer una tesis te priva de la oportunidad de aprender y crecer como investigador o profesionalmente. La investigación y la escritura de una tesis son procesos que requieren de esfuerzo y dedicación, y son una oportunidad para desarrollar habilidades valiosas como la investigación, la escritura y el pensamiento crítico.

Por último, mandar a hacer una tesis te priva de la oportunidad de contribuir al conocimiento y al avance en tu campo de estudio. Una tesis es una oportunidad para aportar nuevos conocimientos y perspectivas al mundo académico y a la sociedad en general, y mandar a hacer una tesis significa perder esta oportunidad valiosa.


Así que ya sabes, la próxima vez que intentes hacer una solicitud de este tipo en redes sociales, plantéate si te traerá beneficios o si solo tapará el ojo al macho, como vulgarmente se dice. Adquiere conocimientos, esfuérzate y siente lo gratificante que es aprender por tu propia mano, claro siempre necesitas un empujoncito, porque definitivamente no es lo mismo mandar a hacer algo que apoyarte de un experto.


33 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page